En este momento las redes sociales cobran una influencia cada vez mayor y su alcance tiene una penetración que lleva aumentando gradualmente por un largo periodo de tiempo, de tal modo que es casi imposible prescindir de ellas.

En este contexto es verdaderamente muy extraño que determinada persona, empresa grande, o corporación no se encuentre presente, aunque sea en Facebook. Pero, ¿Qué sucede con las Pymes?

Aunque poco a poco, pequeños empresarios y profesionales independientes se dan cuenta de la importancia y dimensión que están adquiriendo las Redes Sociales en nuestros días, no acaban de ver los beneficios que pueden aportarles ni si el esfuerzo que harían les merece realmente la pena. No son multinacionales, ni grandes cadenas, no disponen de grandes presupuestos así que muchas veces renuncian a estar presentes o lo están de manera demasiado tibia y poco profesional.

Comparadas con las grandes empresas, no hay ninguna duda que suelen tener pocos empleados, una infraestructura mucho menor e indudablemente sus ingresos son consideradamente más bajos, no obstante, este tipo de empresas cumple un papel importantísimo en el desarrollo económico de los países y precisamente por eso y primordialmente porque la sociedad 2.0 lo demanda, las pequeñas y medianas empresas, necesitan intrínsecamente pisar fuerte en social media.

A mi modo de ver ¿es importante para una Pyme estar en las Redes Sociales? Pues indudablemente la respuesta es SI y aquí os dejo solo algunas de las razones:

  • Conversación y Vinculación. Creamos un beneficioso diálogo con nuestros clientes actuales y potenciales que les identifica de alguna manera con nuestra marca. Poco a poco construimos una comunidad, al tiempo que humanizamos la empresa. Es más humano decantarnos por una organización que se interese por nuestras necesidades y gustos, que por una que no escuche a sus clientes o posibles clientes.
  • Posicionamiento. En la actualidad, los buscadores a la hora de localizar contenidos tienen muy en cuenta los generados en blogs y redes sociales por lo que nos ayudarán enormemente en nuestra estrategia de visibilidad y complementarán a la perfección las acciones SEO.
  • Aumenta el tráfico hacia tu web o blog. Tener una página web o un blog es claramente necesario y una de las maneras más potente para conseguir que no se quede simplemente como un escaparate estático al que nadie mira es moverlo a través de las Redes Sociales.
  • Mejora la imagen y reputación de la pyme. Cuando buscas en Internet información sobre una empresa y ves que no tiene redes sociales o que están desactualizadas, te extrañas. De hecho, piensas algo como “si no tienen redes sociales, vete tú a saber cómo serán…”. Genera desconfianza.

Tener presencia en redes sociales ayuda a que la empresa se vea con mejores ojos. Eso sí, siempre y cuando estén actualizadas, porque si el último mensaje es de 2015 de poco te sirve tenerlas.

  • Desafío. Porque por primera vez, se permite a las pymes y pequeños empresarios competir en igualdad de condiciones con los grandes.

Podría añadir otras muchas razones, pero en resumen las Redes Sociales son un generador incansable de oportunidades para las Pymes, pero es evidente que las empresas que entren en este mundo 2.0 tienen que estar totalmente convencidas de esta nueva cultura, tener unos objetivos y estrategia planteados y sobre todo ganas de ser diferentes e innovadores, porque como digo tantas veces si tú dejas sin comer una parte del pastel que te ofrecen las nuevas tecnologías otro la comerá encantado por ti.

¿Y tú, qué opinas?

Deja tu comentario más abajo y si te ha gustado el artículo compártelo.