Si ya tienes claro que necesitas una página web, seguro que has comenzado a buscar una empresa o agencia de diseño web y te habrás percatado que hay muchos estudios web  y cada uno de ellos expone en sus páginas webs sus virtudes y logros pero lo más importante a la hora de elegir una empresa de diseño web es que te den confianza. Debes desconfiar de la publicidad agresiva del tipo “Diseño de páginas web baratas” o “Tu página web gratis, hazla tú mismo”. Es primordial que no dejes tu imagen en manos inexpertas. NUNCA FUNCIONAN, recuerda que como diría mi abuela ” Nadie da duros a cuatro pesetas”

Los puntos claves a la hora de elegir una empresa de diseño web

  • Exige siempre un plan completo: Desarrollo web, soporte, formación, plan estratégico de reputación online, integración con redes sociales, posicionamiento en buscadores, etc.
  • Fíjate un objetivo principal: ¿Qué quieres conseguir con tu nueva web?
  • Desconfía de presupuestos muy baratos, plazos de entrega irreales, y en definitiva, de empresas de diseño web poco profesionales.
  • Forma equipo con  tu estudio de diseño web. Tu conoces el mercado y la competencia, y la agencia las claves para que tu web sea la mejor.

5 claves que te abrirán la puerta a conseguir el mejor presupuesto para tu página web

  1.  Aporta toda la información que puedas desde el principio: Parece obvio, pero a la hora de pedir presupuesto tienes que saber para que estas pidiendo precio. Te parecerá mentira, pero recibimos muchas solicitudes de presupuesto en las que el cliente no nos explica qué quiere porque realmente no lo sabe en esos casos nos es difícil realizar cualquier tipo de estimación aunque no dudamos en dedicarle tiempo a indagar y orientar.
  2. No guardes secretos: En muchas ocasiones nuestros clientes se guardan detalles muy importantes y esperan a tener un presupuesto en la mano para decirlos. Si tienes miedo a que te roben la idea, haz que te firmen un contrato de confidencialidad. Pero no ocultes la información más importante, porque esto supone una pérdida de tiempo para ambas partes.
  3. Infórmate ¡ Es fácil ! Estamos en la época de internet y buscar información no es difícil, no hace falta que te conviertas en un experto, pero sí que leas, te informes e investigues para tener un mínimo de conocimientos. Esto te ayudará a detectar malos profesionales pues si demuestras claramente que no tienes ni idea, siempre habrá alguien sin escrúpulos que verá en ti una presa fácil y te  podrán cobrar lo que quieran sin que puedas argumentar nada en contra.
  4. Lee el presupuesto detenidamente, no vayas solo directo al precio: Si recibes un presupuesto muy detallado, dedícale tiempo a leerlo bien y entender lo que te están ofreciendo. El modo en el que una agencia te presenta el presupuesto dice mucho de su forma de trabajar. Si alguien se toma la molestia de explicarte claramente qué puede hacer por ti, lo más normal es que trabaje bien. No tiene nada que ocultar y domina la materia. En cambio, si recibes un precio cerrado sin apenas explicación, por mucho que tenga un precio muy atractivo deja claro su “modus operandi“. ¿Crees que se dejará la vida en tu proyecto
  5. No elijas siempre el presupuesto más barato – ¡Compara! 

¿Te ha resultado útil o interesante? Puedes dejar abajo tu comentario y se te ha gustado el artículo compártelo. Sígueme en Facebook – https://www.facebook.com/MariaEstherCommunity/